Todas las respuestas sobre la prótesis o implante de pene

+34 602 666 444 info@andromedi.com

Menu

DUDAS Y PREGUNTAS

Las cuestiones más frecuentemente planteadas por nuestros pacientes en consulta.

¿Perderé o ganaré tamaño con el implante?

Existen diferentes tamaños, para adaptarse a cada uno de los diferentes tamaños de pene. A su vez existen pequeños suplementos para afinar entre estos tamaños estandar. Normalmente, si llevamos la indicación previa con profundidad y calma, a la hora de la verdad ni se gana ni se pierde. Si la indicación del implante es correcta, incluso hay casos en los que se gana algo, aunque sea en la práctica imperceptible. No es algo que podamos ratificar sólo con nuestra experiencia, hay estudios serios y documentados al respecto que lo avalan

¿Cómo se lleva a cabo esta indicación previa? Lamentablemente la mayoría de los pacientes que acuden a nuestra consulta para recibir el implante peneano, llegan ya sin la capacidad de recrear una erección, ni con ayuda externa de farmacología u otros métodos mecánicos…ni por supuesto por medios naturales. Por ello, en la práctica resulta imposible «medir» con total exactitud antes de entrar a quirófano. Aquí entran en juego la comunicación con el paciente para hablar de sus recuerdos, además de apoyarnos en estimaciones anatómicas y fisiológicas que podemos llevar a cabo en consulta.

Aplicamos de forma sistemática en todos los casos, métodos de predicción e indicación que denominamos «upsizing», que buscan la maximización de la longitud del implante que vamos a implantar.

Sabemos que este tema es una de las mayores preocupaciones de nuestros pacientes, y que paralelamente, es una de las mayores consultas de cirugía secundaria (pacientes que acuden a nosotros después de haberse intervenido en otras clínicas). En nuestra experiencia de años, existe MUCHA sensación subjetiva en los pacientes que reportan en algunos foros de Internet una disminución tras el implante: es un hecho que existe en muchos casos (intervenciones ejecutadas de forma deficiente) pero hay muchos otros casos donde la percepción juega un papel importante y es ahí donde debemos anticiparnos a ello resultando pedagógicos y honestos, entablando una relación médico-paciente lo más comunicativa posible.

Hablamos en muchos casos de pacientes que han tenido intervenciones anteriores (Fuga Venosa, Peyronie, complicaciones por Diabetes, próstata, etc) y que recuerdan mayor erección de la que su organismo, en plenas facultades a día de hoy, podría presentar, tanto en longitud como en grosor como en turgencia.

Nuestro compromiso es siempre el mismo: maximizar el tamaño DENTRO DE LO POSIBLE. Esto es algo que, en Andromedi, podemos garantizar. Tras estudiar el caso a fondo, y siendo realistas con el estado actual del paciente, conseguimos siempre ALCANZAR EL MAYOR TAMAÑO VIABLE siempre dentro de los límites de la seguridad, ya que excedernos de medida con la prótesis escogida equivaldría a incurrir en peligros para la salud del paciente (molestias, dolor, daños en tejidos, etc). Y por supuesto, la primera norma que hemos de cumplir es devolverle la salud sexual a nuestros pacientes, no generar más problemas.

¿Qué precio tiene? ¿Cuanto cuesta todo el tratamiento?

Sabemos que nuestros pacientes buscan una cifra rápida para hacerse una idea general. En la Clínica Andromedi creemos que dar un presupuesto que no sirve para todos por igual (que puede aumentar o decrecer con el paso de las consultas) es algo que además de ser poco ético, frustra mucho a las personas interesadas. Cada caso, cada paciente es diferente, pues existen múltiples variables que afectan a una respuesta clara sobre «cuanto cuesta». La propia prótesis, su tipo, su tamaño, la existencia de problemas paralelos relacionados con la disfunción eréctil, intervenciones anteriores, etc. Para nosotros sería muy sencillo lanzar una cifra, pero creemos en que la práctica médica, incluido el importante punto económico, debe ser algo más humano, más personal, con mayor paciencia y dedicación.

Puede solicitarnos un presupuesto individualizado sin compromiso a través la zona de contacto de esta web, a través del e-mail info@andromedi.com o el teléfono 648 862 033 (con prefijo +34 para llamadas internacionales). Estaremos encantados de poder ayudarle a encontrar la mejor manera de devolverle por fin su vida sexual a como siempre la disfrutó.

¿Lo cubre la seguridad social? ¿Algún seguro médico?

En la actualidad este tratamiento se encuentra sobre todo ofertado en el ámbito privado, puesto que la Seguridad Social española lo cubre tan sólo en ciertos casos y sobre todo, en ciertas Comunidades Autónomas. Lo ideal es que acuda a solicitar información de forma local para comprobar si puede beneficiarse de esa cobertura.

En cuanto a los seguros médicos, en nuestra Clínica de Sevilla no trabajamos con ninguno de ellos pues nuestro centro tiene carácter 100% independiente.

¿Es posible llevar a cabo el pago mediante financiación?

En la Clínica Andromedi intentamos en la medida de lo posible ayudar al paciente en la forma pago, por ello, contamos con una entidad financiera que da soporte a nuestros pacientes haciendo todo el proceso muy fácil. Esta empresa asociada es la encargada de estudiar la viabilidad de los pagos a plazos, aprobando la mayoría de ellos si se demuestra cumplir unos requisitos mínimos. Aunque en principio no solemos abrir una linea de financiación para aquellas personas que no pasan los test y exámenes estándar de esta entidad, de forma excepcional, podemos buscar soluciones diferentes e intentar llegar a un acuerdo satisfactorio. Queremos ayudarle, pues sabemos lo importante que es poder recuperar su vida sexual. Puede obtener más información sobre la financiación a medida en este enlace

¿La gente por la calle o en la playa puede notar que llevo una prótesis de pene?

Bien, cabe diferenciar como ya hemos comentado que las del tipo hidráulico son muy discretas pues se accionan al deseo del paciente. Las de tipo maleables, en cambio, suponen que el pene se encuentre en estado de erección, por lo que evidentemente pueden resultar más visibles.

¿La diabetes puede influir en un mayor riesgo de infección, rechazo o problemas de cicatrización?

Un paciente con una diabetes descontrolada efectivamente puede verse predispuesto a todos esos factores de riesgo. En nuestra consulta, en cambio, no hemos tenido problemas con ningún paciente de este perfil pues antes de realizarse esta intervención nos aseguramos de tratar el caso de forma integral, con una mirada holística y médica: antes de que exista una cirugía debe haber un control previo que avale unas condiciones estables. Ya sea de tipo 1 o tipo 2, y ya sea de corta o larga duración, la prótesis es una solución bastante fiable hoy día para cualquier tipo de diabético si como decimos, se preocupa por su salud general de forma regular y mantiene buenos hábitos.

¿Influyen en la sensibilidad, el deseo sexual o la libido? ¿En el orgasmo o eyaculación?

No se produce perdida de sensibilidad, que se mantiene presente en todo momento. La piel y los nervios no se ven afectados por la implantación de la prótesis, que lo único que hacen es sustituir los cuerpos cavernosos que aportaban firmeza al conjunto de la erección. En cuanto al orgasmo o la eyaculación, se mantienen intactos. Y en cuanto a la libido o el deseo sexual, hay que comprender que las prótesis de pene son un medio mecánico de crear una erección, por lo que no está relacionado directamente con la estimulación de la libido. Dicho esto, se ha de tener en cuenta, que los pacientes que acceden a este tratamiento acarrean problemas de erección que han podido ir minando la seguridad y confianza en si mismos, y por tanto un aumento de miedo o insatisfacción que desemboque en falta de apetito sexual. El impulso sexual o el deseo pueden verse aumentados de forma indirecta por la colocación de la prótesis de pene, al ganar el paciente en tranquilidad y experiencias positivas a la hora de mantener relaciones sexuales.

¿Cuánto dura o cual es su vida útil? ¿Tengo que re-cambiarla en algún momento?

Su durabilidad puede ser superior a los 20 años. Los pacientes que suelen acceder a este tratamiento por regla general son de edad avanzada así que, en la práctica, no es común re-cambiarla. Algunos pacientes más jóvenes como pueden ser los casos muy pronunciados de diabetes tendrían como mucho dos a lo largo de su vida. Es importante destacar que si realmente la prótesis ha sufrido un desgaste debido a su uso normal, las marcas con las que trabajamos ofrecen una garantía de reemplazo indefinido, por lo que, en el hipotético caso de necesitar ser reemplazada, no es necesario realizar desembolsos extra.

¿Puedo tener hijos?

Gracias a la técnica empleada en la cirugía y a la propia anatomía y funcionalidad de las prótesis de pene la fertilidad del paciente se ve preservada. Los implantes de prótesis de pene NO afecta a la producción de espermatozoides ni al reflejo eyaculativo. En la mayoría de los casos, es precisamente la prótesis de pene la que, gracias a una relación sexual satisfactoria, ayuda en el proceso de estimulación y el eyaculado (por supuesto si se encuentra en optimas condiciones para engendrar), siendo mucho más sencilla la posibilidad de realizar el coito y la fecundación.

¿Hay algún tipo de problema a la hora de mantener relaciones sexuales? ¿Algún riesgo?

No, al menos no más que con una erección natural. Existe por supuesto un periodo de adaptación similar al que experimentaria usted en acostumbrarse a usar una prótesis dental o de cadera…o mismamente con gafas. La prótesis (conocido también vulgarmente como pene ortopédico) posibilita que el estado de erección alcanzado sea lo suficientemente rígido para practicar la gran mayoría de posturas sexuales, y además no restan ningún tipo de capacidad de experimentar un orgasmo o eyacular.

Tengo miedo de que me duela durante la operación o después de ella

No debe temer en absoluto, pues aunque existe un dolor moderado derivado de las incisiones en quirófano, gracias a los fármacos (y siguiendo las indicaciones pertinentes) el postoperatorio es suave. Tras el mes de intervención, prácticamente desaparece cualquier molestia. Si tras este periodo, siente molestias o dolor, es indicio inequívoco de que algo no ha ido bien, y nuestro consejo es acudir a revisión con el equipo médico que lleva su caso.

Página actualizada el