Todas las respuestas sobre la prótesis o implante de pene

+34 602 666 444 info@andromedi.com

Menu

CAUSAS COMUNES DE LA DISFUNCIÓN ERÉCTIL

No todas los casos de impotencia masculina tienen el mismo origen.

¿Qué es la disfunción eréctil o impotencia?

En un hombre, consiste en la dificultad o incapacidad de conseguir y/o mantener una erección de forma prolongada o suficientemente rígida para mantener una actividad sexual satisfactoria.

El pene está compuesto entre otras partes, por unos cuerpos cavernosos, que al llenarse de sangre tras una excitación, aumentan el tamaño del mismo y lo endurecen para hacer posible la penetración durante el acto sexual. La disfunción eréctil es causada por una falta de riego sanguíneo en esta zona.

La disfunción eréctil puede darse por causas orgánicas, neurológicas, endocrinolígicas, vasculares, psicológicas o también por enfermedades asociadas como la diabetes.

¿Cuáles son sus causas?

Las causas más comunes de la disfunción eréctil o impotencia son:

· La edad
· Diabetes de carácter grave
· Problemas con el colesterol y triglicéridos altos
· Elevada presión arterial e hipertensión
· Arterosclerosis
· Prostatitis
· Accidentes traumáticos laborales y heridas
· Una afectación grave de la enfermedad de Peyronie
· Elevado estrés (tanto profesional como personal)
· Personas que se han pasado por una cirugía radical tras un cáncer de próstata (prostatectomía radical), de colon o con lesiones medulares
· Exceso en el consumo de tabaco, drogas duras, y alcohol
· Bloqueos mentales debido al miedo al rechazo o traumas arraigados, etc.

Normalmente hay perfiles de pacientes muy concretos a los que se les suele indicar la prótesis de pene desde primera instancia, como pueden ser los pacientes con diabetes muy severa o las personas operadas de prostatectomía radical.

La fuga venosa en pacientes jóvenes o los casos de priapismo donde se han producido daños severos en la estructura del pene, son también casos que pueden desembocar en la indicación de un implante peneano como forma de recuperar la vida sexual del paciente de forma plena. En el caso del priapismo, se requiere un estudio profund de la situacion de forma individualizada, caso a caso, puesto que se generan fibrosis, necrosis y cicatrices que dificultan a colocación del implante.

¿ES POSIBLE OPTAR A UNA PRÓTESIS DE PENE SI PADEZCO PEYRONIE?

Si, es posible, de hecho estamos habituados a hacerlo. Hay que tener en cuenta que es una condición más frecuente de lo que parece. La razón es que, cuando un paciente comienza a tener erecciones menos firmes (con el pene menos duro), es común que pueda sufrir traumatismos en sus relaciones sexuales (por ejemplo cuando la pareja sexual se encuentra encima) y entonces aparezcan fibrosis que dan lugar a un caso quirúrgico de Peyronie que agrava aún más la impotencia inicial, ya que la incurvación adquirida dificulta o incluso imposibilita el coito.

En ese caso, se recomienda seguir el procedimiento normal: primero intentar tratar la disfunción eréctil con medicamentos antes de realizar la corrección de la curvatura, ya que la prótesis sólo está indicada cuando el paciente no ha respondido a esos tratamientos o cuando los exámenes confirman que el pene presenta problemas vasculares graves

Sin embargo, si un paciente de Peyronie se confirma que no responde a los tratamientos anteriores y por tanto es candidato a recibir una prótesis, esa para nosotros una buena oportunidad para rectificar, alargar y agrandar el pene (en el mismo procedimiento quirúrgico en el que se inserta el implante). El punto de “alargar” es el más complejo, ya que el cirujano debe tener experiencia y conocimiento suficiente en la técnica para conseguir resultados duraderos, seguros y por supuesto realistas de cara al paciente (al que se le debe explicar la técnica en consulta para que conozca cuales son los límites de lo posible y no se genere falsas expectativas).

La solución de curvatura implica un modelo de incisión determinado geométricamente y se aplica con un pene erecto durante la cirugía. El objetivo es alargar el lado corto del pene, eliminar la fibrosis y realizar incisiones relajantes para corregir el posible adelgazamiento o la reducción de tamaño.

Por lo general es muy importante que el propio paciente también sea consciente de las causas personales por las que pueda que padezca una disfunción eréctil. En el caso de malos hábitos alimenticios, un exceso de consumo de tabaco, drogas y alcohol, o padecer un alto nivel de estrés, el propio paciente debe plantearse un cambio vital y dar un primer paso.

Página actualizada el